Buscar en todo el sitio
Autores Los más vendidos Recomendados
Registro rápido
Ingrese su correo electrónico para recibir nuestro boletín de novedades.

* Correo electrónico:
* Nombres:  
* Apellidos:  
>Términos y condiciones
         
Bienvenido, Inicie su sesión haciendo clic AQUÍ
Inicio > Libros >

Autor(es) / León Tolstoi
Productos del autor(es)
Literato y pensador ruso, nació en 1828 en una hacienda de la provincia de Tula. Sus padres, de la nobleza rústica, murieron cuando Tolstoi era niño, razón por la cual él fue criado por unos parientes, quienes a su vez que lo dejaron a cargo de unos tutores franceses. En 1944 ingresó en la Universidad de Kazán, pero demostró más interés en la vida social que en los estudios. Sin embargo, la influencia de Rosseau ya era notoria en él cuando dejó los estudios, en 1847. Se radicó en Yasnaia Polaina, su estado natal, para dirigir las labores agrícolas; sin embargo, al darse cuenta de su incapacidad para tales faenas se dirigió a Moscú, y se entregó a una vida disipada. En 1851 se marchó al Cáucaso e ingresó como voluntario en un cuerpo de artillería. Todos esos años siguió estudiando por su cuenta, y en 1852 terminó de escribir el primer relato de su vida, Infancia (1852). En 1857 se retiró del ejército y viajó por Europa. Después de desempeñar una magistratura en Yanaia Polaina, inició una escuela para los siervos de su estado natal. Escribió una serie de lecturas escolares, entre las cuales se encuentran algunas historias muy simples para niños, las cuales fueron luego coleccionadas y reimpresas.

La historia de ayer (1851) e Infancia (1852) dieron comienzo a su labor literaria. En estas obras analiza su afán por dilucidar si la vida espontánea debe o no primar sobre la razón y la ley moral. Tal es también la orientación de sus obras Los cosacos (1854), Dos húsares (1856), Lucerna (1857), Las tres muertes (1859) y Kholstomer (1861). En todas ellas predomina lo subjetivo y reflexivo, siendo Tolstoi el objeto de la disquisición. La prosperidad de su vida familiar lo llevó a convencerse de que el objeto de la existencia era trabajar para sí y para los suyos, filosofía que explicita en su primera gran novela, La guerra y la paz (1866), seguida años más tarde de Ana Karenina (1877). Sin embargo, hacia 1876 comenzó a sentir cierto descontento con su prosperidad, así como deseos de prepararse para la muerte. Su conversión al cristianismo tolstoiano, así como las torturas espirituales que lo acompañaron, están consignadas en Mi confesión (1884) y en Las memorias de un loco. Igual orientación tienen sus obras La muerte de Iván Illitch (1884) y El amo y el servidor (1895). En la religión tolstoiana Dios no es algo personal, aunque a él se llega por medio de un acto de conciencia que le permite al hombre darse cuenta de que la divinidad es la suprema bondad y la razón. Jesús, con sus enseñanzas, ha logrado hallar esa luz que alumbra la conciencia y que la guía hasta encontrar a Dios. El hombre es feliz siendo moralmente bueno con el prójimo y evitando la violencia, que surge por la posesión de bienes materiales. En los últimos años de su vida Tolstoi adaptó su existencia a sus doctrinas: se vestía como campesino, fabricaba sus propios zapatos, araba la tierra, no comía carne. Su familia, que no compartía sus enseñanzas, le impidió, sin embargo, renunciar a sus bienes. Fuentes consultadas Enciclopedia Barsa de consulta fácil, © Enciclopedia Británica, Inc., Estados Unidos


 
Productos del Autor(es)

La muerte de Iván Ilich León Tolstoi,
Norma - Ver contenido

En punto de venta: US$15.00
AGOTADO
Avíseme disponibilidad
Agregar a mi lista de deseos

Volver arriba

Política de tratamiento de datos personales
Términos y condiciones generales de servicio
Aviso de privacidad

© 2018, LibreriaNorma.com
Marcas y signos distintivos que contienen la denominación “N”/Norma/Carvajal ® bajo licencia de Grupo Carvajal (Colombia).